El pasado 22 de marzo se celebraba el Día de la Tierra en el que declaramos nuestro amor y respeto por ella. Conscientes de los problemas medioambientales a los que nos enfrentamos hoy, cada vez son más las firmas de moda que se unen al movimiento eco-friendly e intentan que sus prendas tengan el menor impacto posible sobre la Tierra. Volcom no se queda atrás y ya lleva unos años realizando iniciativas eco, consciente de la importancia de cuidar nuestro planeta en busca de un futuro mejor.

Volcom ha buscado reducir el impacto sobre el medio ambiente a la hora de trabajar sus tejidos y diseños tanto en la línea de mujer como hombre. Los Mod-Tech boardshorts y los Friki Mod Strech Chinos, para ellos, están hechos de materiales reciclados, en concreto de 10 millones de botellas de plástico que fueron recogidas ayudando así a mantener limpios los océanos y las playas. En la nueva colección de baño de mujer, Simply Seamless, el 100% del nylon utilizado está hecho de las redes de pesca que han sido descartadas.

Pero Volcom no sólo apuesta por lo ecológico si no que se compromete con sus trabajadores y busca asegurarles unas condiciones decentes y humanas, abordando temas tan importantes como la no discriminación, el trabajo forzoso, la compensación y el número de horas de trabajo. Esto le ha valido el reconocimiento por parte de la FLA y desde febrero de este año se ha convertido en un miembro acreditado.