Soliloquejar amb algú, teatro lowcost de calidad a tu alcance.

Hay muchas propuestas de teatro en Barcelona y entre tanto espacio cultural, sobrecarga de ideas y ejercicios arty-hipster, se hace difícil elegir una obra para poder saciar esta necesidad de ir a ver una función (sin errar en la elección) por iniciativa propia o, simplemente, por curiosidad, hacer algo diferente (y económico) y acudir a éste tipo de espectáculos. En ambos casos, acudir a ver Soliloquejar amb algú es todo un acierto.

Lo que encuentras en Soliloquejar amb algú es una historia urbana, de gente de barrio, clase media Barcelonesa. Nos sitúan en un parque, un espacio que es el nexo de unión de varias historias narradas a la vez, dónde sus protagonistas van a perder (o no) el tiempo y comparten con el público sus miedos, sueños e inquietudes a modo de introspección. Paralelamente se va desarrollando la historia e iremos conociendo más los personajes y su situación. Éstos son (no importan los nombres) dos canis de barrio estancados en la monotonía y atrapados en su zona de confort, una mujer rota emocionalmente y perdida sin rumbo, un chico y una chica que se acaban de conocer en la discoteca en una noche algo pasada de vueltas y, por último, una misteriosa chica que resulta ser una bomba de emociones y de sorpresas.

12244340_440235912845515_5143191002629390251_o

Pero algo pasa en el parque, un personaje nuevo, alguien que se atreve a mirarles a los ojos. Algo que incomoda o atrapa, pero que alerta a nuestros protagonistas. No saben bien por qué, pero les intimida, algo que puede tomarse como una invitación o un desafío que puede hacer aflorar sensaciones violentas que no pueden acabar bien. Entonces, despierta en ellos el huracán de pensamientos y de acciones que no hacen pero que les gustaría hacer. Percibimos éstos deseos de los personajes por sus textos, quienes les cuesta comunicarse con sinceridad entre ellos, pero lo hacen con total transparencia en sus reflexiones hacia el público. Gracias a ésta ventaja, el espectador, entiende y sabe justificar cada acción que cometen, sin entrar en trampas argumentales ni dobles lecturas. Porque Soliloquejar amb algú es una obra sincera con el espectador.

No quiero desvelar nada más de la trama, pero puedo asegurar que encontraréis momentos a lo Trainspotting, Barrio, o incluso de Historias del Kronen, explicados de una manera audiovisualmente sorprendente, con juegos de luz y música. Algo muy curioso a destacar es, que la banda sonora de la obra es en directo. Uno de los protagonistas hace uso de un micrófono, un teclado y un pedal de loops y efectos para crear la atmósfera logradísima que acompaña cada escena, una hazaña musical muy virtuosa.

Y ya entrados en aspectos técnicos vamos a hablar de los artífices de la obra. Se trata de la compañía EL EJE, formada por estudiantes del Institut de teatre en el 2013, ellos son: Marc Ribera, Eric Balbàs, Maria Hernández y Mar Pawlowsky. Una compañía joven que tiene a sus espaldas dos obras producidas por ellos mismos al 100%, y con ésta última apuntan a muy buenas maneras dentro del arte del teatro. Con poco presupuesto, sin grandilocuencias y con mucho talento saben entretener muy bien al espectador con sutileza e ingenio.

No perdáis la oportunidad de verla. Las funciones serán representadas entre el 25 de Noviembre y el 13 de Diciembre, y tenien lugar en La Seca Espai Brossa.

-Compra de entradas-

Ficha técnica:

Dramaturgia y dirección: Roger Torns.

Interpretes: Eric Balbàs, Maria Hernández, Mar Pawlowsky, Marc Ribera, Òscar Castellví, Miriam Marcet, Alex Marteen.

Asesora de vestuario: Carlota Ricart.

Asesor de movimiento: Javier Cárcel.

Luces: Marc Salicrú.

Música en directo y composición: Alex Marteen.

Fotografía: Andrea Bassart

Video: Adrià Espí, Lluís Ferrer, Hector Mas, Hector Prats, Martí Pavia.

Diseño gráfico: Eric Balbàs.

Producción: El Eje.

[vimeo id=”145852871″ width=”600″ height=”350″]