Cuarto día en Sitges, sigue sin haber ni rastro de las lluvias cojoneras. Empieza a ser muy raro tanto buen tiempo, esperemos que aguante! Esta vez, da la casualidad que todo lo que vi me gustó, aunque tan sólo vi tres películas a lo largo del día. Era un día en plan relax y las horas que tenía libres las dediqué a pasear por los stands y mantener conversaciones frikis con los amigos y conocidos que veo año tras año en el festival de Sitges, un vínculo que no se pierde gracias al amor por el cine.

Knock Knock

Eli Roth es uno de los directores y productores que nunca falla al certamen de Sitges, tampoco falta el productor, director y guionista Nicolás López a la cita, ése tipo que siempre “ayuda” a traducir las declaraciones de los invitados transgiversando sus palabras durante las presentaciones de las películas: Famoso X: “Hello Sitges” – Nicolás: “Me gusta el semen en mi cara”. Juntos (Eli y Nicolás) forman el dueto conocido como: Dos colgaos muy fumaos. Salieron a presentar su nueva película juntos con algo de “gracia” encima. El publico recibió de brazos abiertos la película, porque ya lo dijeron en la presentación, –“esta película no es para gafapasta”– ganándose así a los fans hambrientos de sangre y tetas. Y bien cierto que era, ésta película no es apta para sibaritas.

[youtube id=”ti6S3NZ5mKI” width=”600″ height=”350″]

Knock-Girls

En la historia encontramos al bueno de Keanu Reeves en el papel de un arquitecto, felizmente casado con una artista que se dedica a crear esculturas, ambos, padres de familia-maduritos-sexys con dos hijos. La mujer y los hijos tienen que irse de vacaciones dejando a Evan (Keanu) solo en casa porque tiene trabajo que sacarse de encima. Llega la noche y con ella un chaparrón. Knock Knock (o Toc Toc), llaman a la puerta, son dos jóvenes sensuales desorientadas y bastante mojadas por el temporal, que necesitan de la hospitalidad de Evan para poder secarse y seguir su camino.

Knock-Knock-Trailer-del-thriller-protagonizado-por-Keanu-Reeves-y-Ana-de-Armas_landscapeNuestro madurito protagonista ofrece toda ayuda para socorrer a las muchachas, y ellas, encantadas, pero algo tímidas, aceptan su ayuda. Poco a poco el ambiente se va tornando algo más caliente, las conversaciones se elevan de tono y una cosa lleva a la otra, vamos, que se pincha a las dos sin oponer mucha resistencia. Después de la noche salvaje, el joven arquitecto se encuentra con un percal, y es que las jóvenes están bastante locas. La situación se acaba poniendo violenta y Evan acaba secuestrado en su propia casa y coaccionado por las chicas. Le torturarán, le harán sufrir y le destrozarán su vida.

Knock

Más allá de lo que os pueda contar ya sería spoiler.

Se trata de un blockbuster, una película para alquilar, pedir unas pizzas, reirse, ver carne y sangre. Tampoco entraremos a valorar la fotografía, la dirección de actores (se nota que Keanu funciona solo, algo sobreactudado, pero aceptable), ni la banda sonora. Porque Knock Knock es una cinta de usar y tirar, que consigue entretener y luego a otra cosa mariposa. No es que sea malo este tipo de producto, es lo que es, pero si vas con pretensiones de ver algo nuevo y sorprendente vas mal encaminado y acabarás aborreciéndola. Ya te advirtió el mismo Eli Roth de esto antes de encender el proyector del cine.

SPL 2: A Time for Consequences

SPL2PosterNo podían faltar en Sitges las películas Hongkonesas de acción, de ostias y disparos, cargadas de drama y épica. Entre las seleccionadas, ésta es la mejor, sin duda. Puedo asegurar con total certeza y serenidad que se trata de la mejor película (Asiática) de acción del festival y del año. SPL 2 es una cinta magnífica y cuenta con un reparto sublime dentro del mundo de la acción asiática. Empezamos por los buenos, un trío formado por: Tony Jaa (Ong Bak), Wu Jing (Furia y Honor) y Simon Yam (Ip Man, Election y mil más). Y en el lado de los malos: Louis Koo (Election), y el joven y prometedor secundario Jin Zhang. Y a la dirección el joven director Hongkonés, Cheang Pou-soi, que ya presentó por allá en el 2012 en el mismo festival de Sitges su fabulosa Motorway.

 

[youtube id=”wuR4LEVJZBU” width=”600″ height=”350″]

Empiezo con el argumento, pillar papel y boli o leer detenidamente porque hay lío. Wu Jing es Kit, un policía (algo adicto a las drogas) infiltrado en el sindicato del crimen, concretamente dentro de una mafia que trafica con órganos humanos que se dedican a secuestrar donantes. Encabezando ésta operación de “atrapa a los malos” tenemos al Sr. Wah (Simon Yam), que es el tío de Kit, al cual protege como puede fuera del cuerpo de policía.
El jefe del sindicato del crimen, Mr Hung (Louis Koo), está enfermo del corazón y necesita un transplante cuanto antes. La única persona compatible con él es su propio hermano (otro ciminal), y organiza un secuestro para robarle el corazón (qué épico, joder). Dentro del equipo de secuestradores está Kim, que da el soplo a la policía para que intercepte el secuestro. El tío Wah y el resto de policías, que forman su equipo, interceptan el secuestro, el cual, tiene lugar en un aeropuerto (una localización genial para liarse a tiros), se desatan las ostias los disparos y vuelan balas por todas partes. Durante el tiroteo, Wah, evita que su sobrino Kit sea acribillado por un policía, todo esto a los ojos de uno de los malos.

handout_05jun15_fe_spl2

Kit vuelve con los suyos (los malos) tras la victoria de la policía en la operación: “evitar secuestro”, pero es delatado y enviado a una prisión en Taiwán que tiene sobornada y comprada el sindicato del crimen Hongkonés. Dicha prisión, sirve también como tapadera para alojar a los secuestrados, los cuales, les extraerán los órganos para traficar luego con ellos. El alcaide de la malvada y corrupta prisión es Chun (Jin Zhang), un cabrón muy frío, calculador y buenísimo en las artes marciales que vigilará de cerca a Kit.

SPL 28

Como empleado de la prisión tenemos a un ingenuo policía de Taiwán, Chatchai (Tony Jaa), que no está al corriente de para quién trabaja ni lo que sucede en su prisión, el cual tiene una hija pequeña con leucemia ingresada en el hospital, esperando a un donante de médula compatible para poderse curar, pero a la pobre le han dado seis meses de vida. Milagrosamente aparece un donante compatible, que por esas casualidades de la vida es… Kit. Aunque Chatchai no lo sabe.

spl_2

Wah quiere sacar a su hijo de la prisión como sea, Mr Hung arrancará del seno de la policía a su hermano para extraerle el corazón, Kit está en un follón que no sabe ni dónde sa metío. Chatchai cumple sus funciones de policía sin tener ni idea de que la solución al sufrimiento de su hija lo tiene delante de sus narices, pero Chun quiere acabar con Kit para quitárselo de encima. Aflorarán las alianzas y los conflictos, las extorsiones, los trueques para mantenerte en tensión. Fliparás con las coreografías de las peleas y verás como volarán las patadas y los puñetazos y las balas. Espléndidas las peleas entre Tony Jaa y Jin Zhang, volando a patada limpia. SPL 2 es lo que todos los amantes de la acción y las artes marciales esperamos de una película. Un 11 sobre 10, y no exagero, hay muchas opiniones afines a la mía, los mismos que se pusieron de pié para aplaudir a un presente Simon Yam al finalizar la película, agradecido y cariñoso con los espectadores, aplausos sin parar durante todos los títulos crédito, hasta que se encendieron las luces. Toda la sala del Retiro a los piés del auténtico cine de acción de Hong Kong. ¡Gracias por existir SPL 2!

Night Fare

MV5BMjg2ODA5NjY4OV5BMl5BanBnXkFtZTgwNDM1MDczMjE@._V1_SX214_AL_El relizador Francés Julien Seri vuelve a la dirección, quizás le conoceréis por Yamakasi y El retorno de los Yamakasi, pero no os confiéis porque éste chaval ha demostrado su madurez como director en ésta nueva película. Volvemos a estar ante una cinta influenciada por Drive (enserio, se está convirtiendo en una moda), acción algo lenta, todo transcurre de noche, fotografía oscura y dándo protagonismo a las luces de la ciudad. Música de ambiente techno / electro wave a la Italiana. Es obvio que la fórmula funciona si está bien presentada, pero a mi, personalmente, empieza a aburrirme. Porque después de ver Cold In July el año pasado en el festival no he vuelto a ver nada mejor, aunque Night Fare le hace algo de sombra y por ello voy a dedicarle unas líneas. La película tiene algo muy beno, y es su villano y sus motivos para serlo.

 

[youtube id=”LQ5aKBncDh4″ width=”600″ height=”350″]

El argumento? Dos jóvenes bastante macarras, se cascan un simpa en un taxi Parisino después de una fiesta. Por activa y por pasiva el taxista les persigue durante toda la noche, convirtiéndose en la pesadilla de los dos caraduras. No se sabe si les persigue por cobrarse la carrera, o ya, por el placer de verles sufrir por haberle hecho pasar el mal rato del simpa, y digo esto último porque durante las persecuciones contra los chavales, el taxista, si tiene que rebentar la cabeza a quien se interponga en su camino lo hará, y si tiene que cortarle las piernas a alguien, también lo hará y si tiene que meterle un tiro entre ceja y ceja a alguien también lo hará. Es un ejecutor y no piensa terminar hasta cumplir su objetivo.

La película cuenta con un giro de guión muy original (puede que esta última frase sea algo spoiler, pero no desvelaré nigún detalle más de la trama) que te hará ver que en realidad detrás de tanta masacre hay un motivo de peso y no es la deuda del viaje impagado ;).

poster-inter

Un thriller que, como está muy bien presentado y conducido (je je, lo pilláis?), no se hace nada aburrido y el hecho de saber si serán atrapados o no los protagonistas, y contemplar como arrasa con todo el taxista, hará que te quedes clavado en el asiento (del cine o de tu casa) hasta el final.