Hoy os queremos hablar de una fotógrafa que teníamos pendiente entrevistar desde hace ya bastante. Ella es Mariona, una de las chicas que destacamos como fotógrafas de Barcelona que nos gustaban en nuestro post “Las 10 fotógrafas de la ciudad condal a las que seguimos la pista”.  Como ya dijimos nos gusta su estilo fresco y colorido. A poco que hables con ella o mires las cosas que publica puedes ver que hay un gran trasfondo en todo lo que hace. El otro día la molestamos para que nos respondiera unas preguntas y como podréis comprobar, Mariona es una chica que tiene mucho que decir!

Allá vamos!

En qué momento empieza a interesarte el mundo de la fotografía?
Si echo la vista atrás soy capaz de verme desde bien pequeña con una cámara entre las manos. No recuerdo exactamente el momento, dice mi madre que tendría unos nueve años cuando tuve mi primera cámara: analógica, blanca y con brillantitos alrededor de la lente. Aún tengo carretes de esa cámara revelados y anécdotas que les acompañan… Recuerdo que una amiga de la familia dejó que le echara una foto en la playa creyendo que era una cámara de juguete. Supongo que nadie creería que una niña tendría interés por inmortalizar el tiempo, el preciso instante, el lugar y las personas que lo protagonizan. Tiempo después descubrí que mi abuelo era fotógrafo –aficionado, pero no por eso menos competente– y di por supuesto que tal vez esta pasión la llevo un poco en la sangre. Ahora, a diez años de ese entonces, puedo decir que aún tengo interés por la magia de poder captar la realidad y convertirla en eterna mediante un recuerdo físico.

 

Cuándo decides que se convierta en algo más que un hobby?
Al principio la cámara me acompañaba prácticamente sólo en ocasiones puntuales: a la playa, durante la fiesta mayor del pueblo, en cumpleaños… Poco a poco se convirtió en mi aliada, pero ni siquiera cuando –el día que cumplí 14 años y después de un año y medio ahorrando– compré mi primera cámara réflex pensé se convertiría en algo más que un hobby.

Empecé a llevarme la cámara a conciertos y a fotografiar a mis amigos y en 2014. Aproveché el auge de las redes sociales para abrir una fanpage en Facebook dónde publicaba las fotos que sacaba, sólo por el mero hecho de compartir. Sin intención de generar dinero.

Modelo: claudia.gl /lildami

Pero la fotografía dejó de ser solo una afición ese mismo año, cuando los chicos de American Socks depositaron en mí toda su confianza dejándome formar parte de su equipo como fotógrafa. No sabía muy bien cómo ni por qué, pero a mis 16 años estaba trabajando para una marca de calcetines que en esos entonces empezaba a despegar hasta dónde está ahora.

Modelo: danabreeman para American Socks

Independientemente de eso, salí de mi zona de confort cómo artista contactando con Mary Thunder, con quien realicé mi primera sesión de manera “profesional”. Desde entonces he conocido a muchxs otrxs modelos, y estoy muy agradecida con toda aquella gente que confió en mis capacidades muy a pesar de mi edad.

Modelo: mary__thunder para Voltagegrrrl

Cómo definirías tu estilo de fotografía?
Procuro que mi fotografía sea el reflejo de mi vida: gente joven –a menudo alternativa– en un ambiente urbano, cosmopolita. Busco caras peculiares, que a mí me resulten bonitas, que no sean reflejo de lo que los cánones establecidos esperan de nosotrxs. Considero que mi estilo es alegre, con mucho color, mucha luz, buena vibra… Ha costado, pero creo que por fin estoy encontrando mi identidad artística.

Modelo: mmaclopez /_organgrinder_  para Voltagegrrrl

Por qué no vemos mucho en tus redes fotografía en B/N?
La verdad es que el blanco y negro me encanta, creo que al no tener la potencia del color te obliga a fijarte en los elementos, la composición, la profundidad… Pero no puedo evitar rodearme de colores bonitos, luces preciosas, focos de conciertos. ¿Cómo puedo “matar” el color de mi fotografía si yo misma soy color? Creo que me gusta demasiado juguetear con el color.

Trato cada sesión por separado y la edito con colores que la hagan única sin perder la identidad tonal que la relaciona con el resto de mis sesiones.

Modelo: urybattle / marc_rh

Cuál es el proceso que usas para montar una sesión?
Tengo que admitir que ahora con Instagram es muy fácil. Contacto con el/la modelo por mensaje directo y le propongo de colaborar conmigo. Depende del perfil pienso en él/ella para trabajar con American Socks, Voltage Grrrl –la otra marca para la que actualmente trabajo– o simplemente para compartir la experiencia y ambxs hacer contenido.

Pactamos día, hora y lugar, y sorprendentemente se fían de mí. No es que no debieran, si no que me parece precioso el acto de dejarse dirigir por alguien a quien no conocen con la total seguridad de que aquello saldrá bien. Y el 99% de las ocasiones así es.

Modelo: frentotheo  y lostintheheadlights  para Faking Unicorn y American Socks

Soy muy partidaria de quedar en un punto concreto y llevarme a lxs modelxs a pasear por la zona. No me gustan los lugares multitudinarios ni fácilmente reconocibles. Me gustan las puertas llenas de pegatinas, grafitis que tal vez a la semana siguiente ya no están, escaleras metálicas, paredes empapeladas, los polígonos industriales… Alguien me dijo una vez que lo que más le gustaba de mi fotografía era que le resultaba imposible localizar geográficamente mis fotos, que tanto podían ser tomadas en el centro de Barcelona como en un callejón de Londres. Entonces entendí esa tal vez es una de las razones por las cuales mi fotografía puede resultar atractiva.

 

Cuáles son tus trabajos personales con los que más contenta te sientes?
Hasta el momento, podría decirte dos.
En primer lugar la colaboración con la revista cultural “Verso, luego existo”, al mando de Albert de Los Versos Desesperados, una editorial –¡de momento! – minoritaria. Este proyecto empezó en forma de una colección de diez fanzines que abarcaban toda manifestación artística que pudiera plasmarse en papel: fotografía, ilustración, narrativa… pero sobre todo poesía. Ahora el proyecto ha madurado y se ha convertido en una señora revista dónde he tenido mi espacio para publicar fotos, entrevistas, poemas y artículos. Es la primera vez que he ejercido como periodista y he compartido páginas con muchos otros artistas nacionales. Le debo mucho a Albert por su apoyo incondicional. Durante mucho tiempo –si acaso esto ha cambiado– él ha confiado más en mí que yo misma.

Modelo: albertsvn

En segundo lugar mi primera exposición: Realmente Zorra.
Realmente Zorra es un proyecto fotográfico de desnudo femenino mediante el cual pretendo desexualizar el cuerpo de la mujer, demostrar que cualquier tipo de cuerpo es bello muy a pesar de los estereotipos socialmente impuestos y reivindicar que las mujeres podemos hacer con él lo que nos dé la gana, básicamente.

Últimamente también se han publicado fotos mías en el Diari Tarragona, la revista Enderrock o la Rolling Stone de Italia y estuve trabajando en el Barna n Roll grabando el aftermovie del festival junto a Ruby y Carlos, quienes confiaron en mí para ayudarles. Tengo que admitir que todo esto me hace mucha ilusión.

 

Y alguno para marcas?
Me encanta trabajar para Voltage Grrrl, una marca en proceso de crecimiento, dirigida por una chica que se ocupa del diseño, la distribución, las redes sociales, la web… de todo, que reivindica la actitud de la mujer libre, autosuficiente, independiente y alternativa relacionada con el mundo del rock, punk, metal… Parece hecho a medida para gustarme.

Modelo: bolivick  y kissed.byfire  para Voltagegrrrl

A parte, trabajar con Anna es genial. Su proyecto me conquistó desde el primer momento. Algo dentro de mí espera que marcas como la que ella dirige algún día encabecen el movimiento feminista y no las camisetas de HyM.

 

Qué puedes contarnos sobre tu exposición? Cuáles fueron las sensaciones?
Cómo ya te he dicho Realmente Zorra es uno de mis “éxitos personales”. Conecté mucho con todas las chicas que posaron –voluntariamente– para el proyecto y todo fueron ventajas a dos bandas: hice sentir bien a chicas estando desnudas, que a menudo es cuando más vulnerables nos sentimos, y vi con mis propios ojos que la belleza es una actitud.

En cuanto a los eventos durante la exposición, tengo que admitir que tal vez no tuvieron toda la notoriedad que yo hubiera querido, pero es mi primera exposición, al fin y al cabo. Además, pretendo que sea un proyecto itinerante, así que me implicaré al máximo para mejorar en aquello que ha podido flojear. Intento no pensar en el “fracaso” o el error como algo negativo sino como una buena excusa para aprender.

Aun así, la idea y el fin del proyecto han tenido mucho éxito y he conseguido que el público empatizara con mi intención. Me quedo con eso.

 

Tienes alguna expo futura que puedas desvelarnos?
Tengo ideas en mente, la verdad. Algo relacionado con la menstruación, otra relacionada con la palabra “mama”… Pero ahora que Realmente Zorra aún está activa quiero centrarme en ello. A menudo me entusiasmo por tantas cosas a la vez que luego no soy capaz de abordarlas.

 

Te hemos podido ver en varias ocasiones ukelele en mano. ¿Cómo llevas tu carrera de cantautora?
La verdad es que me siento súper realizada. Después de años de estar rodeada de músicos, por fin decidí ponerme yo. Siempre me había excusado detrás del “esto no es para mí”, pero me compré el ukelele y en menos de tres meses ya estaba grabando mi primer one minute cover para Instagram.

Una publicación compartida de Mariona Battle (@linoleum_) el

 

Hasta ahora he estado colaborando con artistas como Lil Dami , quien ha sido un poco el empujón y la mano que me acompaña y confía en mi voz, o el nuevo proyecto personal de Juan , que está por salir. También estoy retomando –esta vez con seriedad– un grupo acústico con mi colega Carlos (miembro de Errants, antiguos AID y Síctor Valdaña and the Check This Outs). Empezamos versionando canciones de punk rock pero ahora que hemos empezado a componer, parece que no funcionamos tan mal como dueto. Guitarra, ukelele, voz y mucha ilusión. Pinta bien.

Ahora estoy empezando a tocar también la guitarra y me planteo abrir un canal de YouTube. No sé qué hacer muy bien con mi no-carrera musical.

 

A parte del ukelele y la fotografía, ¿qué haces con tu tiempo libre?
Leo, escribo, me lamento por las cosas que hice mal, me pinto las uñas de colores, me corto el pelo en luna llena, veo el tiempo pasar de concierto en concierto, juego al beerpong con mis colegas, marujeo con mi madre, echo de menos el verano, deseo poder cenar pizza o sushi, visito a mi abuela y hablamos sobre libros, me intereso por la filosofía, ahorro para tatuarme, descubro música, me siento a mirar las flores, finjo que mi hermano es mi pareja, comparto con mis amigos vídeos de gatitos que a nadie le importan, le doy los buenos días a Dami mandándole un meme, tengo sueños lúcidos, me río de la gente de Twitter… y entre semana estudio periodismo.

 

Qué consejo darías a las personas que se quieran iniciar en la fotografía pero puedan tener miedo por la competencia y el precio elevado de los equipos.
Mi consejo es que dejen que la ilusión por la fotografía –o cualquier otra actividad artística– sea mayor que el miedo. Eternamente habrá competencia, así hemos sido educados. Constantemente encuentro fotógrafos que creo que son “mejores que yo” e incluso he planteado dejar la fotografía durante un tiempo, pero soy incapaz. Aunque dejara mi actividad en redes sociales continuaría fotografiando porque no puedo vivir de otra manera.

Y en cuanto al elevado precio de los equipos… La fotografía es una afición cara, pero cuando deseas algo fervientemente el dinero no es un impedimento. Quiero decir, sí. Sí que lo es, pero el deseo es mayor que la barrera que supone el dinero.

 

Si quieres saber más de Mariona puedes seguirla en sus redes sociales:

Instagram personal | Instagram fotografía | Facebook