Bueno, acabo la espera.

Despues de que el ayuntamiento cerrara temporalmente la Sala Apolo por deficiencias estructurales, este mismo martes 11 vuelve la normalidad.
Eso si, de normalidad nada. Parece que se está pensando en algo especial para compensar las dos semanas de cierre. Y siendo ideas de Nasty Mondays, poca normalidad podemos esperar.

El City Hall como sustitución no está mal, pero nada como el propio hogar.