A quién le guste la fotografía, ya sabrá que esto no se lo puede perder, y poco es lo que nosotros podemos explicarles. Porque con la buena fotografía pasa eso, las palabras no valen nada.

Para aquellos que Alberto García-Alix les resulte vagamente familiar, o no hayan oído ese nombre en su vida, les diremos que expuso por primera vez hace más de 30 años, en la Galería Buades. Imaginaos cuantos años le avalan tras el objetivo.

Y no solo en su longeva carrera está su talento. Enmarcado en una fotografía social y personal, Alberto García-Alix transmite una historia en cada imagen. Una historia congelada en un instante, a veces dura y violenta, carente de todo pudor, y a veces tierna y conmovedora.
Un maestro del blanco y negro, representando una realidad desnuda, totalmente libre de artificios y ornamentos.

En esta ocasión, la exposición “Autorretrato” se compone de casi 70 instantáneas, cuyo protagonista siempre es el propio García-Alix , ubicado en una parte de la historia o la geografía mundial. A las imágenes se le suman pequeños textos y microrelatos del mismo autor basados en cada momento. Un viaje visual por sus más de 30 años de carrera, acompañándole en la búsqueda de si mismo a traves de la cámara. Una pequeña ventana hacia la mirada de alguien que se ha pasado toda la vida observando.

Podéis disfrutar de esta exposición hasta el 7 de mayo en La Virreina Centre de Imatge de Barcelona, de martes a domingo, de 12h a 20h.
El 5 de mayo tendrá lugar un encuentro con el fotógrafo y Nicolás Combarro, comisario de la exposición.
¡La entrada es libre!